SUBMARINE CAVE Project

Submarine Cave Project es un proyecto Slow Design, diseñado por Cristian Ledesma bajo el método creativo

Made in Good

en la asignatura de “Creatividad & Slow Design”, que imparto en la Escuela Superior de Diseño de Aragón, ESDA.

La técnica de yoga con la que trabajamos, fue la meditación.

Esta es la historia que Cristian escribió a su amiga Raissa, y el verdadero origen de todo este bonito y delicado proyecto:

“Hoy voy a contarte una historia, una historia que todavía no esta terminada.

Había una vez un mundo imaginario, en el que los peces vuelan entre las nubes, los barcos navegan por tierra y las personas nacen con ilusiones. En uno de mis viajes y explorando una cueva submarina, encontré a una sirena que estaba preocupada porque no encontraba sus sueños; aunque en realidad si sabía como encontrarlos. Ella me contaba todas las aventuras que recorrió a lo largo de su vida y empecé a querer tener sueños similares a los de ella.

Comencé a visitar esa cueva diariamente, ya que era el ùnico sitio en el que un ser de mar y uno terrestre, podían encontrarse. Cada día, mis sueños crecían, queriendo saber más y más de todos sus viajes y experiencias. Esta cueva se convirtió un lugar muy especial; pero desafortunadamente las cuevas submarinas de este mundo no duran para siempre, pues tienden a desaparecer después de un tiempo. En este momento, intento encontrar uno de mis muchos sueños y se trata de poder encontrar otra cueva, para cuando esta desaparezca y poder reunirme con la sirena. Seguro que en algún momento encontraremos otra, para poder seguir hablando de nuestros sueños y poder encontrarnos de nuevo.

Gracias por alimentar mis sueños.”

En el método Made in Good, partimos de un objetivo personal y acorde a la filosofía Slow. A partir de este objetivo se trabaja en la meditación, para extraer las ideas creativas y desarrollar el proyecto a partir de ellas.

Esta son las IDEAS FINALES, tras la meditación:

-Realizar un contenedor de experiencias que se enviará a diez personas del mundo para que lo completen. Cuando las manos de diez personas hallan llenado este contenedor, este se enviará a Raissa Quintão.

-Toda la gráfica del proyecto se basará en la historia escrita para ella.

-Es muy importante el concepto de viaje, pues a Raissa le encanta viajar y llenarse de experiencias que va recogiendo del mundo que visita.


El contenedor se compone de:

– Una plantilla recortada, para que cada persona que reciba el contenedor, realice una fotografía de la ciudad en la que está.

– La historia de la “Cueva Submarina”.

– Un manual de instrucciones.

– Un cuaderno transparente, para rellenarlo de experiencias.

Además se creará un blog para el seguimiento del proyecto y la participación y feedback del mismo.
(Podéis leer el blog aquí)

Finalmente, el contenedor es una cajita que contiene todas las partes indispensables, para que esas diez personas la llenen de contenido.
Una libreta hecha de papel vegetal, porque Cristian quería jugar con la idea de algo transparente que se va llenando de contenido.
Una plantilla para las fotos que se harán en cada ciudad a la que llegue este paquete que recoge experiencias.
La historia de Raissa y las instrucciones para que nada se pierda, escritas en papel vegetal.
Todo, con una cuidada gráfica inspirada en la cueva submarina: el agua de la acuarela y el pigmento de la tierra.

Así contaba Cristian la experiencia de realizar este proyecto:

“Ha sido muy gratificante experimentar diferentes técnicas de desarrollo de ideas, en este caso con la meditación.

He comprobado que es posible desarrollar de una manera más intuitiva un proyecto.

En mi caso personal, ha sido bastante fácil poder llegar a desarrollar una idea, ya que brotaban muchas imágenes y conceptos sobre el tema a tratar.

Tras las sesiones de la meditación, desde mi punto de vista, había que dejar pasar del modo “sensitivo” al modo “consciente”. Es entonces cuando valoras la viabilidad del proyecto, traduciendo las diferentes ideas extraídas de la meditación.”

Este delicado e inspirador proyecto, une personas que se encuentran en la distancia de una manera orgánica y simbólica.
A través del contacto con las personas, de las redes humanas y del código abierto y colaborativo, Cristian y Raissa son capaces de comunicarse de una manera diferente.

Una manera sensitiva y cargada de emociones.

Pero así como la historia que Cristian escribió, aún no estaba acabada… este proyecto tampoco lo está.

Es un proyecto abierto a la sorpresa y a la historia que él mismo tenga que contar. Mientras, esta cajita ya está viajando a lo largo del mundo, cargándose de experiencias para bucear en la cueva submarina.

Podéis seguir todo este viaje y proceso en el blog: submarinecaveproject.wordpress.com
y el trabajo personal de Cristian Ledesma aquí.

Author: Nereida J.Fuertes

MADE IN GOOD: YOGA & SLOW DESIGN

Share This Post On
A %d blogueros les gusta esto: